18 de junio de 2018

JUAN JULIÁ BAYÓN, NUEVO PRESIDENTE EN CÁDIZ

EL PASADO VIERNES 15 DE JUNIO TUVO LUGAR EN CÁDIZ LA ASAMBLEA GENERAL EXTRAORDINARIA PARA ELEGIR PRESIDENTE.

LA PERSONA ELEGIDA POR LOS ASOCIADOS DE CÁDIZ PARA SER PRESIDENTE DE LA ASOCIACIÓN GADITANA HA SIDO, JUAN JULIÁ BAYÓN, EN NOMBRE DE LA FEDERACIÓN LE DESEAMOS LO MEJOR EN ESTE NUEVO CAMINO.

TAMBIÉN AGRADECEMOS A CRISTÓBAL Y SU EQUIPO POR TODO EL TRABAJO REALIZADO DURANTE ESTOS AÑOS PASADOS, GRACIAS.




15 de junio de 2018

LA QUINCENAL Nº 599 - JUNIO 2018

YA ESTÁ DISPONIBLE LA QUINCENAL NÚMERO 599, CORRESPONDIENTE AL MES DE JUNIO DE 2018, NÚMERO QUE SÓLO SE ENVÍA EN FORMATO DIGITAL.



EN EL SIGUIENTE ENLACE LA PUEDES VER.





14 de junio de 2018

ORDENACIÓN SACERDOTAL DE DOS SALESIANOS

LA TARDE DEL 9 DE JUNIO SE VIVIÓ EN LA BASÍLICA DE MARÍA AUXILIADORA DE SEVILLA TRINIDAD LA ORDENACIÓN SACERDOTAL DE DOS SALESIANOS DE NUESTRA INSPECTORIA, JOSÉ CARLOS BARBA Y DANIEL AITOR PEÑA.

LA CELEBRACIÓN FUE PRESIDIDA POR EL ARZOBISPO DE SEVILLA, MONSEÑOR JUAN JOSÉ ASENJO. ADEMÁS TAMBIÉN ESTUVIERON ACOMPAÑADOS POR NUMEROS FAMILIARES Y JÓVENES, ASÍ COMO, AMIGOS Y FAMILIA SALESIANA.

DESDE LA FEDERACIÓN REGIONAL, LOS FELICITAMOS Y LES DESEAMOS LO MEJOR COMO SACERDOTES.



13 de junio de 2018

NOMBRAMIENTOS DEL INSPECTOR

EL INSPECTOR ÁNGEL ASURMENDI HA DADO A CONOCER LOS NUEVOS NOMBRAMIENTOS EN LAS DIRECCIONES DE LAS COMUNIDADES, ASÍ COMO, CONFIRMAR PARA UN SEGUNDO TRIENIO, A OTROS DIRECTORES.

ADEMÁS A NOMBRADO A JORDI LLEIXÀ I JANÉ, ACTUAL DIRECTOR DE LA CASA DE TARRASA, COMO MIEMBRO DEL CONSEJO INSPECTORIAL, SUSTITUYENDO AL NUEVO VICARIO, FERNANDO MIRANDA.

PARA MÁS INFORMACIÓN EN SALESIANOS.EDU


12 de junio de 2018

"LAS HOJITAS DE DON LUIS" - NÚMERO 51


DON BOSCO ESCRITOR Y EDITOR

I.- DON BOSCO ESCRITOR

Desde 1844, apenas acabados sus estudios eclesiásticos, hasta el último año de su vida, Don Bosco no cesó de escribir libros y difundirlos por todas partes. En la Cronología, a principios de este volumen, pueden verse los títulos publicados, colocados cada uno en su año correspondiente. Son, en total, 135 obras. A continuación señalamos cómo se agrupan, y subrayamos aquellos grupos que quedan representados en este volumen con alguna de sus obras.
I.- Textos escolares: cinco obras: tres historias (de la Iglesia, Sagrada y de Italia) y dos textos de matemáticas (aritmética y sistema métrico).
II.- Libretos teatrales: dos obras y otras cuatro obras amenas más.
III.- Vidas de Santos:  27 obras. La mayoría, 17, son vidas de Papas.
IV.- Biografías y narraciones de fondo histórico: 13 obras (en el presente volumen se recogen 4 biografías de jóvenes).
V.- Publicaciones sobre instrucción religiosa y oración: 41 obras. Nueve de ellas son manuales de piedad, entre las que destaca El joven cristiano;  otras nueve son de tema mariano, entre las que se halla Asociación de devotos de María Auxiliadora; cuatro más tratan del jubile, y tres se refieren a devociones particulares. Las restantes son de instrucción religiosa, en su mayor parte para oponerse a la propaganda de los valdense.
VI.- Escritos relacionados con la Obra Salesiana: Son 31 en total. Distinguiremos dos grupos: 18 son informes sobre la Sociedad Salesiana o sucesivas redacciones de las Reglas. Los 13 restantes se refieren al Oratorio, a los colegios, a las Hijas de María Auxiliadora o a los Cooperadores.
VII.- Aunque se hayan publicado muchos años después de su muerte, hay que mencionar aquí las Memorias del Oratorio de San Francisco de Sales, que dejó manuscritas, y el Epistolario, que, en cuatro volúmenes, recoge 2.845 cartas. En los últimos años han aparecido bastantes más, que darían más de un volumen. Estos números  son susceptibles de pequeños retoques, ya que es posible colocar alguna de las obras más breves entre las circulares y programas. Además está dentro de lo posible que se le haya contabilizado alguna obra que no sea suya, mientras que, por el contrario, haya quedado sin contabilizar alguna otra que realmente escribió.
Sorprende la envergadura de esta producción relativamente variada en un sacerdote ocupado intensamente en el ministerio sacerdotal y en la tarea pedagógica, en construcciones de grandes edificios y en cuestiones constantes a través de circulares, cartas, rifas y visitas, en la fundación de numerosas instituciones y en frecuentes viajes diplomáticos y propagandísticos.
Como autor presenta Don Bosco estos rasgos:
1) Finalidad edificante, es decir, de estímulo a la virtud. La historia no le interesa como ciencia, sino como fuente de ejemplaridad: éste es el criterio de selección entre los autores, a veces numerosos, que maneja. No es un crítico, sino un apóstol que predica a través de sus escritos.
2) Voluntad de llegar a muchos lectores, especialmente a los jóvenes y al pueblo sencillo. Efectivamente, busca hacerse entender con toda claridad, sin dificultades, sin cansar a los lectores con un estilo recargado. Escoge casos concretos, acciones ejemplares casi siempre, para aclarar lo que dice y mover a cumplirlo. Esta claridad fue fruto de un duro esfuerzo, llegando incluso a leer sus originales a personas de poca instrucción y cambiando lo escrito según sus reacciones.
3) Rapidez en la redacción. No le preocupa la originalidad; extrae y compila el material que tiene a mano si le parece adecuado. A veces deja frases sin terminar o construcciones sin sentido.
4) Resulta poco fluido en las exposiciones teóricas y, como hombre de acción, se mueve mejor en temas prácticos o concretos. Por su número y su calidad destacan las obras de género narrativo. Sin duda la historia era el campo del saber más adaptado a su temperamento.
5) Sentido de responsabilidad ante la palabra escrita.  Invita al diálogo a los lectores. Acepta las correcciones de otros, él mismo descubre formas más exactas de expresión. Retoca las diversas ediciones.

II.- DON BOSCO EDITOR

A sus treinta y cuatro años intenta llevar adelante un periódico: «L’Amico della gioventú». Dos veces a la semana saltaban a la palestra queriendo aportar una visión cristiana en plena efervescencia política (1849). Llegó hasta el número 61, lo que representa una vida de poco más de medio año. Fue, por lo tanto, una experiencia efímera por falta de suscriptores. El campo era difícil, sobre todo para quien se debía a tantas atenciones. Se conservan las cuentas que le presentó el impresor, pero hasta la fecha no se ha dado con una colección de dicho periódico.
1) Las lecturas Católicas.- Es su empresa editorial más conocidas, iniciada en marzo de 1853 con entregas quincenales; desde el segundo año, las entregas fueron mensuales, de unas 108 páginas. La puesta en marcha fue fruto de diálogos con sacerdotes y obispos. Formó sociedad con el obispo de Ivrea.
Hasta su muerte salieron 432 fascículos, de los que 130 merecieron reeditarse; de éstos uno llegó a las 22º edición. Don Bosco mismo es autor de unos 70 títulos. Las lecturas Católicas fueron, por ello, el cauce principal de su actividad publicística. Teniendo en cuenta que hasta 1860 hubo unos 9.000 asociados, y que éstos pasaron a 12.’’’ a partir de 1870, resulta que hasta su muerte repartió, por suscripción, un mínimo global de 5 millones de ejemplares. Más difícil es precisar cuántos libros sueltos, de la misma colección, llegaron a venderse. Las repetidas ediciones de varios de ellos llevan a la estimación de otros dos millones más. No entran en cuenta las ediciones, iniciadas ya en vida del santo, en francés y en español.
La colección, bendecida por el Papa y muchos obispos, tuvo, pues, una difusión excelente en aquella época, y llegó a los puntos más alejados de Italia (cf. Besucco c.5)
Aunque la administración quedó en manos de personas designadas por el obispo de Ivrea, sobre don Bosco gravaba la responsabilidad de programar, conseguir colaboraciones y suplir los posibles fallos. Las Lecturas Católicas fueron muy apreciadas, porque eran oportunas, vivas populares, puntuales y baratas, detalle este último, que ocasionó al santo quebraderos de cabeza cuando llegó la hora de liquidar las cuentas para empezar a imprimirlas y distribuirlas en el oratorio.
2) Biblioteca de la Juventud Italiana.- Obras literarias adaptadas a la Juventud. Dirigida por don Celestino Durando. Empezó en Enero de 1869 y cerró en el año 1885. Llegó al volumen 204. Contó con unos 3.000 suscriptores. Sus ejemplares sobrepasaron el medio millón.
3) Selección de autores latinos.- Empezó en 1865, dirigida por don Juan Bta. Francesia, con comentarios del mismo, de Vallauri, de Bacci y Lanfranchi. Siguió después la Serie griega, dirigida por Juan Garino. Proseguidas ambas series por la SEI hasta nuestros días, aunque en forma más moderna, la serie latina ha alcanzado 180 entregas, y la griega, 120.
4) Escritores latinos cristianos.- Empezó en 1.877 y dependió de don Juan Bta. Tamietti. Como es natural, se desarrolló menos que la anterior.
5) Boletín Salesiano.- Iniciado en 1.877, fue acompañado, ya en vida del santo, por las ediciones francesa en 1879 y castellana en 1.886. Es una revista mensual, muy difundida, con una tirada de cien mil ejemplares al morir el santo, de información e intercambio para toda la familia salesiana. El primer director fue don Juan Bonetti. Hoy salen 34 ediciones, con un total de 750.000 ejemplares al mes.
6) En 1885 comenzaron las Lecturas ascéticas, que hasta 1.889 llegaron  a 36 volúmenes, a los que hay que añadir los 53 de la Colección ascética, los 21 de la Pequeña biblioteca Ascética y los 57 Folletos ascéticos.
7) Este mismo año comenzó también la colección de Lecturas Dramáticas, que hasta 1.889 alcanzaron el número de 45 libretos. Parece del mismo año la Pequeña biblioteca del obrero, que hasta 1889 llegó a los 16 volúmenes.
8)  Lecturas amenas.- Son 18 volúmenes hasta 1.889.
El catálogo 1.881 de la Librería Salesiana era de 96 páginas, y del mismo hicieron 40.000 ejemplares. El de 1.889 mencionaba 2.500 obras disponibles entonces. Veremos cómo en marzo de 1.885 Don Bosco, en la carta que transcribimos a continuación calculaba en unos 20 millones los libros o libretos que había repartido entre el pueblo.

(SAN JUAN BOSCO, por Juan Canals Pujol y Antonio Martínez Azcona. B.A.C. nº 402, pág 788-791)


         
             PINCHA AQUÍ PARA VERLO EN FORMATO PDF


11 de junio de 2018

CONCURSO DE ALTARES DE POZOBLANCO

SE HA CELEBRADO EN POZOBLANCO EL TRADICIONAL CONCURSO DE ALTARES EN LAS AULAS DEL COLEGIO, A CONTINUACIÓN OS DEJAMOS LOS PREMIADOS.

4º DE PRIMARIA

AULA APOYO DE PRIMARIA

1º DE GESTIÓN


8 de junio de 2018

ENTREVISTAMOS A JOSÉ MIGUEL CARMONA BERENGUER, Presidente de la Asociación AAAADB de Córdoba

ENTREVISTAMOS AL PRESIDENTE DE AA.AA.DB. DE CÓRDOBA, JOSÉ MIGUEL CARMONA BERENGUER.

José Miguel nace en Córdoba el 21 de enero de 1962 y actualmente vive en Almodóvar del Río (Córdoba). Casado con Ana Rodríguez, tiene 2 hijos, José Miguel y Carlos. Estudió en el Colegio Salesiano de Córdoba hasta COU, posteriormente estudia veterinaria en Córdoba, siendo Licenciado en Veterinaria, Licenciado con Grado en Veterinaria y Doctor en Veterinaria. Actualmente es el Director de la Oficina Comarcal Agraria de la Vega del Guadalquivir con sede en Posadas de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía.


¿CÓMO ENTRASTE EN EL MUNDO DE LOS ANTIGUOS ALUMNOS? ¿ESTUDIASTE EN EL COLEGIO O CÓMO...?

En 2004, mis dos hijos entraron en el colegio. En 2005, comencé a tener contacto con la asociación AAAADB de Córdoba gracias a la intervención de don Francisco Bellido García ¿Qué puedo decir desde ese momento? Lo resumiré brevemente: amistad y trabajo. Desde mi entrada en la asociación, me asignaron la vocalía de Comunicación y fui responsable de la publicación Boletín Informativo saliendo el número 1 en noviembre de 2006 y al poco fui Vicepresidente de la asociación siendo Presidente don Isaac Túnez Fiñana.

 ¿CUÁL ES TU MAYOR ILUSIÓN PARA TU ASOCIACIÓN? ¿Y DECEPCIÓN DE TU ASOCIACIÓN?
La asociación de los Antiguos Alumnos y Antiguas Alumnas de Don Bosco de Córdoba es una asociación seria en su trabajo diario y requiere mucha dedicación. Atender el Programa Educativo Pastoral del Centro es exigente puesto que el ritmo de eventos de toda índole (religiosos: Retiros de Adviento, Triduo a Don Bosco, Novena a María Auxiliadora; educativos, organizativos: Consejo de la CEP, Encuentros Inspectoriales, festivos…..) de la Casa Salesiana de Córdoba es continuo. Además, están las tareas propias de la asociación: Reunión de la Junta Local mensual, reuniones de la Comisión Permanente, Fiesta de la Unión, asistencias al Consejo Regional anual y al Consejo Nacional anual, reuniones de Coordinación de Zona, Junta Plenaria de Presidentes de las asociaciones andaluzas, eventos organizados por la propia asociación: Escuela de Formación Socio Política, relaciones y asistencia a actos de la Diócesis de Córdoba, edición del Boletín Informativo, gestión integral del listado de socios: datos personales, cuotas, comunicaciones e-mail, whatsapp; flujo de información con las nuevas tecnologías…..) me supone dedicación, preparación y liderazgo.



     ¿CÓMO LLEGASTE A LA PRESIDENCIA DE LA ASOCIACIÓN DE CÓRDOBA?
Previamente a mi decisión de presentarme a la Presidencia de la asociación, mantuve una conversación telefónica con Don Agustín Ruiz Rosal, antiguo Consiliario de nuestra asociación y al que me une una gran admiración y amistad, y me convenció. Me comentó que hay ocasiones en las que hay que dar un paso adelante porque Dios nos ha elegido para esa responsabilidad. Considero que Dios tiene cosas bastantes más importantes que fijarse en mí; pero la verdad es que sus palabras de cura actuaron como un bálsamo y gracias a su intervención me decidí a presentarme. Esperé a que se celebrase la Asamblea Extraordinaria por si existía algún otro candidato y al no existir ninguno le planteé a la asamblea mi intención de presentarme obteniendo el voto unánime de todos mis compañeros.

¿COMPAGINAS BIEN EL DÍA A DÍA ENTRE LOS AA.AA.DB. Y LA FAMILIA? ¿CÓMO LO CONSIGUES?
Compaginar trabajo, familia y asociación es posible puesto que lo estoy haciendo; pero actualmente vivo a 30 kilómetros de Córdoba, trabajo fuera de Córdoba y todos los fines de semana, y muchos días a la semana, hay cosas que hacer en la Casa Salesiana de Córdoba. En fin, mi intención es permanecer en mi puesto esta legislatura, y dejar paso a otros miembros de la asociación que por sus circunstancias personales o laborales puedan dedicarle aún más tiempo a la asociación del que yo le estoy dedicando. Yo soy una persona que me gusta implicarme. Recuerdo los actos que celebramos en el colegio con motivo del Centenario de nuestra asociación (1912-2012). Fue una etapa de mucho trabajo donde la organización de los actos conmemorativos supuso ponerse las pilas para organizar trípticos, carteles, pósters, preparar las salas, editar nuestro libro del Centenario Cien años proclamando ¡¡¡Antiguo Alumno soy!!! Escrito por nuestro compañero Don Rafael Alba Redondo y donde me responsabilicé de la revisión y maquetación del libro. En fín, un año para no olvidar por la bonita labor desempeñada por todos los miembros de la Junta Local dirigida por aquel entonces por Don Pedro Ruiz Carmona.




7 de junio de 2018

NUEVA DENOMINACIÓN EN NUESTRO MOVIMIENTO


6 de junio de 2018

CONSEJO NACIONAL 2018


Los días 1, 2 y 3 de Junio se ha celebrado en Madrid el Consejo Nacional 2018.
Comenzamos el viernes por la tarde, sobre las 18,15 h  nos fuimos acercando a la Inspectoría de Madrid, donde se iba a celebrar el Consejo Nacional de antiguos y antiguas alumnas, para ir saludando a los compañeros y amigos que estaban allí y los que iban llegando, amigos que normalmente nos vemos de año en año, pero a los que tenemos gran cariño, seguramente por compartir el cariño a D. Bosco y a Mª. Auxiliadora.
 Sobre las 18,30 h  tuvimos la primera convocatoria extraordinaria con el único punto del día de ver y aprobar las modificaciones del estatuto de la Confederación Española para adaptarlos a los de la Mundial. Antes de empezar nos saludaron los dos Inspectores, el de Madrid, D. Juan Carlos Pérez Godoy y el de Sevilla, D. Ángel Asurmendi Martínez. Las modificaciones principales fueron sobre nomenclatura:
  A las 22,00 h se dio por concluida la sesión del viernes, para continuar el sábado a las 9,30 h hasta las 11,00 h que comienza, ya con la nueva nomenclatura, la Asamblea Confederal Ordinaria. Como es habitual, lo primero es formar la mesa de la Asamblea, nombrando a dos escrutadores, que son el de mayor y el de menor edad, seguidamente a los secretarios, siendo uno el de la Confederación y el segundo, Jesús García, expresidente Nacional y para acabar, al moderador, que en esta ocasión calló sobre nuestra compañera de la Federación de Sevilla y única fémina en la Asamblea, Maribel.
Ahora sí comienza la Asamblea Confederal, siguiendo el orden del día con la  aprobación del acta anterior con algunas pequeñas modificaciones, las cuentas y el presupuesto (este año fue fluido este apartado económico), los informes de las distintas vocalías, los informes de las distintas Federaciones.

Don Luis Fernando, nuestro Delegado Confederal, nos lanzó unos retos:
1.- Cambio del modelo de Las Asociaciones Locales según el nuevo Estatuto. Acercamiento a
      los jóvenes.
2.- Formación permanente de los asociados y de los líderes.
3.- Participación progresiva de las Locales en la Pastoral.
4.-  Colaboración de las Asociaciones Locales en la Fundación Juan Bosco Siglo XXI.
5.- Fomentar el Voluntariado en todos los asociados.
6.- Animación de los antiguos alumnos no asociados y amigos de D. Bosco.
7.- Intentar coordinar las Asambleas Federales, para que no coincidan.
Sobre las 20,00 h se cierra la sesión del sábado con una oración.
El domingo comenzamos con la Eucaristía a las 9,00 h en la Cripta, presidida por D. Juan Carlos ( Inspector de Madrid). 
Al terminar, seguimos con las sesiones de trabajo donde acabaron de informar las Federaciones que faltaban por hacerlo y la presentación del tema formativo a cargo de D. Juan Linares (sdb), que nos informó sobre su experiencia en el campo de las misiones y del voluntariado en la Fundación Jóvenes y Desarrollo. Al acabar la ponencia, hubo un rato para reunirnos en grupos y reflexionar sobre unas preguntas del tema. Después de algunos comunicados, se da por concluida la Asamblea que transcurrió en un ambiente muy salesiano.


5 de junio de 2018

"LAS HOJITAS DE DON LUIS" - NÚMERO 43


CASOS Y COSAS DEL BEATO DON FELIPE RINALDI

Por Juan M. Espinosa sdb

I.- SÍ, PERO...

1.- Don Felipe Rinaldi veía poco con el ojo izquierdo. Pero con el derecho... ¡Qué vista la de Don Rinaldi!.
2.- Le dijo una y otra vez que no a Don Bosco. Pero cuando le dijo que sí... ¡Qué entrega total la de Don Rinaldi!
3.- Aparecía siempre calmo, relajado... Pero cuando repasamos sus innumerables iniciativas ...¡Qué actividad gigantesca la de Don Rinaldi!
4.- No pudo ir a tierras de América. Era su deseo... Pero cuando hojeamos su biografía... ¡Qué impulso entusiasta dio a las vocaciones misioneras D. Rinaldi!
5.- Con su bondad inalterable se hizo querer por todos. Pero Don Marcelino Olaechea le calificó como «el superior más audaz que ha tenido la congregación». ¡Cómo avanzó la Familia Salesiana siendo Don Rinaldi su valiente timonel!
6.- Pusieron timbres en la habitación. Pero se fue de puntillas... El 5 de diciembre de 1931, sentado en su sillón mientras leía la biografía de Don Miguel Rúa, murió solo, apaciblemente... ¡Qué delicadeza hasta el final la de Don Rinaldi!

II.- SORPRENDENTE...

1.- Felipe tiene pocos años. Un buen día de verano se confiesa con D. Bosco. El chico ve con estupor que el rostro del santo se ilumina con una misteriosa luz. No sería la única vez...
2.- En 1874 Rinaldi tiene 18 años. D. Bosco vuelve a Lu de Monferrato, el empinado y pintoresco pueblecito de Felipe. Una pobre mujer, con un brazo enfermo y las inseparables muletas, solicita del santo su curación. Ante los ojos como platos de Rinaldi aquella mujer recibe la bendición de Mª Auxiliadora, arroja las muletas y se marcha más alegre que un cascabel...
3.- A pesar de la gran emoción, el muchacho algo testarudillo sigue diciéndole a Don Bosco que no... Que lo suyo no es la vida religiosa ni el sacerdocio.
4.- D. Bosco anuncia a Felipe que acabarán las tremendas jaquecas y que la vista que tiene será más que suficiente para llegar a ser un lince...
5.- En 1877 Rinaldi tiene 21 años. Estudia en Sampierdarena. («Vocaciones tardías»). En 1880 es salesiano. En 1882 es ya sacerdote.
6.- Don Rinaldi se confiesa por última vez con Don Bosco. El santo le dice una sola palabra porque se encuentra fatigadísimo, cercano a la muerte: meditación. Don Felipe Rinaldi no la olvidará nunca....

III.- ALGUNAS SOMBRAS...

1.- Los santos son hombres. Elemental, querido lector... Menos mal que el Beato Felipe Rinaldi no lo disimuló...
2.- Monseñor Olaechea opina que «sufrió muchas angustias y dificultades» de tipo espiritual siendo Director e Inspector, Vicario general y Rector Mayor.
3.- En una carta dirigida al famoso Padre Maestro Don Julio Barberis, se desahogaba desde España (1891) de esta forma: «Voy tirando adelante tan distraído -sin hacer meditación ni Ejercicios Espirituales, sin confesarme, sin una buena palabra de los superiores- que si no me pierdo será un milagro más grande que el de Josué parando la marcha del sol».
4.- Llegó a Sarriá de Director. Fue duro para él por muchas y variadas razones. Confiaba al Cardenal Cagliero que «tenía un firme deseo de morir en la más oscura y lejana misión de la Patagonia».
5.- En sus últimos días le castigó el insomnio y apareció un sollozo rebelde a todo tratamiento. Le confiaba a su secretario: «No puedo alejar esta tristeza... El Señor nos ha dado la muerte como castigo. El premio viene luego».
6.- En sus veinte años largos de Vicario o Prefecto General, Don Rinaldi aguantó el tedio de las innumerables horas de despacho tramitando los más desagradables negocios económicos y disciplinares de la Congregación. Nos agrada poder saberlo y escribirlo.

IV.- DOS RETRATOS ADMIRABLES...

1.- El peso específico de dos eminentes salesianos avala su testimonio brillante, incluso por la calidad literaria. No contamos con espacio suficiente para reproducir entero su emocionado recuerdo. Solamente recogemos algunas pinceladas.
Don Salvador Rosés fue alumno de Sarriá durante cuatro años.
2.- Escribe, con su luminoso estilo de «alegría inalterable, suavidad de modos, paternidad profunda y difusiva, manazas de atleta, mirada tan suya... tan suya..., palabra cálida, espíritu humano y comprensivo. Su virtud subyugaba, su presencia se imponía, su paternidad conquistaba. Yo solamente puedo decir de él que a todos nos tenía embelesados».
3.- Don Guillermo Viñas, un mañico de buen paño, entró en los Salesianos de Sarriá porque le pegaban mucho en casa, según sus propias palabras. Tampoco ahorra encendidos elogios en loor de su admirado Don Rinaldi. «Buen mozo y guapo. Rostro lleno de fraternal bondad. Ojos... verdadero imán... sonrisa dulcemente pacífica y agradable. Sus palabras más bien pocas, como un maná para todos... Su porte exterior: elegancia, sencillez, dignidad. Perfume de sus virtudes...»

V.- TRES BOTONES, TRES...

1.- Un día Don Rinaldi recibió la visita de una chica que se encontraba en una situación muy delicada. Se desahogó con el Beato que le escuchó afablemente. En un momento determinado de la conversación, Don Rinaldi le pidió el bolso. Cuando la joven volvió a su casa, encontró dentro de él una cantidad de dinero que le permitió superar su dolorosa crisis.
2.- En Turín un profesor que perdía los nervios acude a Don Rinaldi exigiendo medidas severas para sus díscolos alumnos. Don Rinaldi compra dos billetes de tren y elige al profesor como acompañante. Habla con él durante el viaje sobre la dura vida del campo, sobre sus años jóvenes quemados en la fatiga de la labor.... En Chieri se convierte en su cicerone. El profesor encantado. A la vuelta, ya en Turín, habían desaparecido sus nervios desatados.
3.- Durante sus años de Vicario general apartaba las cartas más destempladas, las que contenían desfogues y hasta insultos intolerables... Adelantaba respuestas resumidas pero -según el testimonio de su secretario- no se mandaban al correo hasta después de un par de días. Entonces las repasaba limando posibles asperezas, seleccionando formas amables

VI.- OIGAMOS A DON RINALDI...

1.- La juventud es como la cera: se vence con el calor, se moldea fácilmente. El frío, el hielo, la endurecen...
2.- El carácter familiar marca con su impronta nuestras comunidades.
3.- El salesiano no debe darse aires... pero necesita mucho aire libre.
4.- No me he hecho salesiano para tener cuidado de mi salud.
5.- El control de nuestros nervios nos hace dueños de los demás.
6.- Es mejor ser violeta que cardo. Al cardo se le teme. Es verdad que la violeta puede ser pisoteada...
7.- Cuando se me acerca una chica, me pongo de pie y la recibo como hago con la Condesa Rebaudengo.
8.- Contestaré las cartas con prontitud y sin ninguna pasión ni alteración de ánimo.
9.- No se debe abandonar jamás el régimen del corazón. Vale más que el de la inteligencia.
10.- La vida de Don Bosco fue toda ella un ejercicio de paternidad. Su obra y sus hijos no pueden subsistir sin ella.
11.- El Oratorio debe ser la casa de todos. Aquí no debe reinar la política o el partido. Solamente el amor.

VII.- SU HUELLA PERDURARÁ...

Sor María Carla Noni viajaba en tren de Villanova a Modoví (20 de abril de 1945) cuando le alcanzó la metralla de tres aviones que bajaron a escasa altura persiguiendo al convoy.
El día de la Beatificación de don Rinaldi (29 de abril de 1990) oímos las palabras breves y encendidas de Sor María Carla, la monja del milagro, ahora octogenaria Madre General de las Hnas. Misioneras de la Pasión de Jesús.
Estaba abarrotada el aula magna de la Universidad Pontificia Salesiana de Roma.
La impresionante cicatriz marca la mandíbula y recuerda el prodigio. Un pañuelo de D. Rinaldi fue la exclusiva medicina para la moribunda. El crecimiento del hueso en pocas horas constituye un caso rarísimo en la historia del nutrido elenco de favorecidos por algún santo.
La jornada vibrante, luminosa,  de la beatificación congregó a miles de entusiastas de la Familia Salesiana en la Plaza de San Pedro. Don Rinaldi en sus nueve años españoles abrió dieciséis casas en nuestra tierra y tres en Portugal.
El fundador de las «Voluntarias de Don Bosco» llenó su vida de fecundas realidades. (¡Cuántas cosas se nos quedan entre las ringleras del teclado!)...
Le escribía -como un niño a su madre- breves cartas a la Virgen. Se agarró fuerte y mucho a su manto...